Ciudad Volátil / Ciudad Política

Los laboratorios de creación me dan curiosidad porque es un nivel en el que tienes que demostrarte a ti mismo las capacidades que has adquirido con el tiempo en tu oficio; sin olvidar que prácticamente es la única manera que me queda de formación (si considero que la fotografía conlleva un acto de creación Y formación permanente). La situación país simplemente no me da para aspirar a talleres de mayor complejidad que se dicten en el extranjero, y las residencias de artistas internacionales son un sueño que veo muy complicado de materializar (mi fuente de ingreso es mi trabajo como empleada del Estado, el sueldo de casualidad me alcanza para comer a duras penas).

Así que después de la grata experiencia con proyecto LUCA, me pareció interesante la idea de volver a vivir una experiencia en un taller/laboratorio de creación, así que cuando vi en la programación de la librería Lugar Común que la curadora Lorena González Inneco dictaría un taller de ese estilo y que trataría sobre la ciudad; no dude en invertir una plata extra que me habían recién pagado para postularme y participar en la experiencia.

Ciudad Volátil / Ciudad Política fue toda una vivencia sensorial y compleja, pasando por la literatura, las inquietudes de quienes participamos, que resultaron ser comunes, a pesar que pertenecemos a diversas generaciones (y diversas disciplinas del arte) y la puesta en escena de los trabajos en una muestra exhibida en el Lugar Común Las Mercedes (detrás de la bomba de gasolina Texaco), donde se muestra: ciudad de nadie, ciudad reflejo, ciudad de pólvora, ciudad cercada, ciudad consumida, ciudad orgánica, ciudad íntima, ciudad cambiaria…

En el marco de Ciudad Volátil / Ciudad Política desarrolle “Ciudad de Nadie” una reflexión que tenía tiempo dando vueltas en mi cabeza y que aproveche de materializar en esta oportunidad. Comparto un fragmento del texto de Ciudad de Nadie:

Esta reflexión la iniciamos en primera instancia a través de los iconos urbanos de Caracas, aquellas estructuras que le otorgan identidad a las ciudades, siendo la mayoría de éstos, construcciones que representan alguna significación colectiva, en su mayoría de carácter histórico – monumental – heroico ó las huellas no precisas de una modernidad tardía. Pero la ciudad no se limita sólo a la gesta heroica independentista y el sueño castrado de la modernidad, representados entre concreto, vigas, paredes y mármol; los ciudadanos que habitamos en ella, nuestras vivencias y costumbres, también forman parte de ese imaginario urbano y de la ciudad. Nuestra cotidianidad. Me permito citar a José Ignacio Cabrujas “para vivir en esta ciudad no necesitamos de ningún monumento que tenga a bien la gentileza de recordarnos su historia. La historia, la única historia posible, somos nosotros…”

Agradecida con Lorena por esta maravillosa experiencia, y genial compartir con mis compañeros de taller, ese compartir llena el alma y el conocimiento, en especial a Isabel y Manu 🙂

Advertisements

Cerrado en Caracas 2017

En el marco de los 450 años de fundación de la ciudad de Caracas, la galería D’ Museo, con más de 25 años de trayectoria, inauguró la muestra Caracas 2017 cuyo énfasis dedicada a las diversas visiones sobre la violencia urbana en nuestra capital, con curaduría de Nicomedes Febres, museografía de Alberto Asprino y texto de sala de Yasser Quezada.

El espacio, la ciudad que inspira la exposición, es este año catalogada como una zona de conflicto. Las continuas protestas, que devienen en represión desmedida, el abandono de ciertas zonas por parte de los citadinos, la dejadez, la basura, el hambre, la violencia; incluso la muerte, conviven junto a las gentes. Pero más allá de todo esto, la reflexión de los 13 artistas que participan en la exposición, se centra en su concepción personalísima de la urbe y los problemas que allí encuentran. La Caracas de 2017 no es solo la del campo de batalla, no es solo sus íconos: es cómo se percibe.

El proyecto LUCA y cuatro de sus creadores, fuimos invitados a participar en esta muestra: Julio Sánchez, El Gaba, Gladys Calzadilla y mi persona. La experiencia fue simplemente alucinante, desde las atenciones del equipo de la galería y la inauguración que estuvo muy concurrida y nos da ese acercamiento que muy bien habla el Maestro Wilson Prada:

la lectura de la mirada ajena sin la cual la fotografía no es mas que un objeto mudo la relectura posterior del autor (aceptado o no) que como investigador de su lenguaje, pulsa el tono de su discurso visual; de tal modo que toda confrontación, equivale a una reflexión inevitable.”

Agradecida con Augusto Marcano por proyecto LUCA, agradecida con la familia de la galería D’ Museo y agradecida con quienes asistieron a la muestran y nos hicieron llegar sus impresiones por diversos medios.

WhatsApp-Image-2017-07-23-at-8.57.31-PM-1-750x563

Gracias totales 🙂

LINKS:

1- Nota de Prensa Esfera Cultural

2- Nota de Prensa Contrapunto

Una forma visual de resistencia: Catarsis en la Incertidumbre

Venezuela está viviendo tiempos virulentos, desde hace varios años; sin embargo, a finales de marzo de este año, la crisis escaló a niveles inimaginables y estalló con dos nefastos decretos del irrito Tribunal Supremo de Justicia: el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de los diputados y disolución de la Asamblea Nacional (único poder público que tiene mayoría opositora y que no tiene dos años de ejercicio).

Se rompió el hilo constitucional y desde ese momento se ejecutó un Golpe de Estado…

Manifestaciones masivas en contra de este gobierno, violación masiva de derechos humanos, asesinatos, represión; y como respuesta a toda esta situación, el surgimiento momentáneo de diversos movimientos culturales que hacen resistencia, generan conciencia, y estremecen y curan el alma en medio del caos en el que vivimos: Dale Letra, Poesía en Resistencia y el Colectivo Desaramado y sus experiencias teatrales Peces del Guaire, entre otros.

“No es una función, es una acción política”, insiste Jennifer Gásperi, una de las tres fundadoras del Colectivo Desarmado (los otros dos son Willy Mckey y José Alejandro España), que surgió el mismo día en el que el Ministerio del Poder Popular para la Cultura utilizó, para promocionar sus eventos, el hashtag #AlGuaireLoQueEsDelGuaire haciendo referencia a los manifestantes que recientemente tuvieron que entrar en el río para huir de los gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas del orden público.

Y es una acción política porque en cada sesión el objetivo central es generar espacios de reflexión en torno a la compleja crisis política que atraviesa el país, cuenta Gásperi. Todas las acciones que se enlacen en los ciclos de Peces del Guaire, son una respuesta, directa o indirecta, a este presente, y por ende el momento justo “de asumir responsabilidades”, agrega la directora de Teatro Nueva Era.

En medio de esta iniciativa, surge Catarsis de la mente de la artista visual y directora de la escuela FotoArte, Arlette Montilla y nos invita a un grupo de sus más cercanos amigos y colaboradores, a darle cuerpo audiovisual a este ser catártico.

Pero la catarsis de los Peces del Guaire no nace de sí mismos. De hecho, los textos que vociferaron fueron obra de desconocidos. Las imágenes que los acompañaron surgieron del aporte de artistas visuales decididos pertenecientes a la Escuela de Fotoarte. La lectura de un verso ajeno se transformó en arte cuando el actor lo recitó de tal forma que pudo drenar con él su propio sentir. La imagen también habló. Pero ese sentir no es solo el del autor, del fotógrafo o del intérprete. Ese performance condensó la emotividad de un pueblo, la emoción del pueblo venezolano.

 

Acá la propuesta audiovisual para Catarsis, presentado en la Sala Cabrujas de Cultura Chacao, de la mano del Colectivo Desarmado:

 

Fuentes:

1 – El Universal

2 – Esfera Cultural

 

 

Proyecto LUCA: el génesis de Cerrado

El proyecto LUCA: Laboratorio Urbano de Arte Contemporáneo es creación del artista venezolano, radicado en la actualidad en Argentina, Augusto Marcano; cuya primera edición se desarrollo en el municipio Chacao (Caracas, Distrito Capital) durante el mes de febrero del año 2017.

Este proyecto fue concebido como una propuesta formativa para creadores urbanos. Se planteo desde un principio que el espacio de creación debía vincularse al territorio donde se desarrollaba el laboratorio, ese fue uno de los primeros retos y que debíamos producir una obra a ser exhibida efímeramente en el Centro Cultural Chacao. Como fotógrafa, la ciudad y lo urbano, han sido mi principal tema de investigación y exploración, así que aprovechando que estaba en un limbo laboral mientras terminaban de arreglar los ascensores de mi sitio de trabajo y un trámite ante INPSASEL, me inscribí en proyecto LUCA. De las mejores decisiones en mi formación artística.

Aprendí la importancia de un laboratorio de creación, la riqueza de las distintas disciplinas del arte, recordé lo crucial que es llevar una bitácora del viaje o pequeño diario y conocí seres humanos maravillosos, con quienes establecí lazos que espero duren muchísimo tiempo.

La dinámica del taller práctico-teórico fue llevándonos de conocer o profundizar en diversas áreas del arte a ejercicios que obligatoriamente nos sensibilizaron sobre el espacio donde se desarrollo LUCA y todos los proyectos creativos surgieron o se adaptaron a la realidad de ese pedacito de la ciudad de Caracas.

En proyecto LUCA, se gestó “Cerrado”, comparto las anotaciones iniciales, plasmadas en la bitácora de ese día:

Día 06

Ejercicio de Intervención Temporal de Vitrina y reconocimiento del territorio perteneciente al municipio Chacao, espacio urbano a estudiar en el marco del proyecto.

Inicio mi recorrido por la Av. Francisco de Miranda, muchos reflejos, espejos que negamos y que no le prestamos el mínimo de atención en nuestro acelerado transitar diario. No nos vemos a nosotros mismos, no nos reconocemos como habitantes de nuestro espacio urbano, somos simples transeúntes o asi nos siento.

Así como si no quisiéramos ver más, ver los reflejos de nuestra mísera realidad.

Camino por la Av. Francisco de Miranda Sur y empiezo a ver sus edificios, puertas de acceso, negocios y cantidad de kioskos y me empiezan a llamar la atención las vitrinas de los kioskos que pueden servir como escenario para el ejercicio o reto, ya que me parece más un reto, que un ejercicio.

Un gris plomo, un gris sin alma empieza a saludarme, es una constante del paisaje urbano que se abre ante mis ojos y sin conciencia inicio un breve registro fotográfico. El operador es brevemente superado por el autor, aunque falta nada para que el autor haga acto de presencia formal.

Son más de las diez de la mañana.

Se sienten vestigios, me imagino como era el Chacao de otrora, ese que tiene todos los negocios abiertos un martes en la mañana, pero me sorprenden la cantidad de ausencias. El gris se come al otro paisaje, a ese paisaje comercial. Camino hasta el cruce de la Av. Principal de Bello Campo con Calle Miranda, en el que se vive otra ruptura del paisaje urbano: empiezan las grandes edificaciones, aún en construcción y eso contemporaneidad prácticamente forzada, te aplasta como ciudadano, como urbanita.

Subo por esa calle y empiezo a ver otra variante del paisaje urbano, los obreros de una de estas grandes construcciones sentados en las aceras esperando algo y sigo buscando alguna vitrina con la que pueda trabajar.

De repente sigo viendo el gris sin identidad y caigo en cuenta que son casi las once de la mañana de un día normal laboral y la cantidad de negocios cerrados no es normal. Nace una idea y continúo con el registro fotográfico de ese gris tan terrible y tan silencioso, pero que a su vez grita temblorosamente tanto.

Mi herramienta fotográfica se queda sin batería. Empiezo a contar aquí:

  • Calle Páez: once negocios cerrados.
  • Alrededores de la Plaza Bolívar: siete negocios cerrados.

NOTA: este conteo no incluye los negocios ya registrados fotográficamente, sólo incluye aquellos que he contado, pero que no he podido fotografiar por no tener batería.

En la calle que sube al C.C. San Ignacio me vuelvo a reincorporar a la Av. Francisco de Miranda y la cantidad de negocios cerrados es abrumadora, no me molesto en llevar la cuenta.

Al llegar a IMGEVE (punto de referencia sumamente importante), me doy cuenta que hasta ese negocio está cerrado, nivel clausurado.

Continuaré con el recorrido territorial mañana y ya ví par de vitrinas por la Plaza Bolívar para venir a intervenir mañana con una pintura de Van Gogh impresa (La noche estrellada) ó algunas de mis fotografías.

 

Día 07.

No me da tiempo de imprimir al Van Gogh, así que me llevo 18 piezas de CCS al Cuadrado, una de mis primeras series fotográficas, para intervenir una de las vitrinas que ví por la Plaza Bolívar de Chacao y continuar con el registro fotográfico de los negocios cerrados. Este va a ser mi tema a desarrollar durante el proyecto LUCA, estoy convencida de ello, es un síntoma más de nuestro desastre económico.

Llego al mediodía al casco histórico de Chaco y me encuentro que de los tres negocios que pensé en intervenir están cerrados. Y en otro de los negocios las dueñas están entretenidas hablando con un señor. Me da pena interrumpir para explicarles el ejercicio y el proyecto. Mientras espero pacientemente a ver si se desocupan, aparece Astrid Hernández, una colega fotógrafa que no tenía ni idea que vivía en la zona y conoce a las doñitas, me hace la segunda e irrumpe la conversación previa y logro hablar con la dueña del negocio y le explico el proyecto y lo que estoy buscando hacer, enseguida me dice que no porque las vitrinas están demasiado sucias y no le llega el agua para limpiar y no tiene como pagarle a alguien que limpie y aprovecho de interrogarla sobre la cantidad de negocios cerrados por la zona y ella me empieza a enumerar las diversas razones:

  • Quiebre
  • Falta de mercancía.
  • Abren tres veces a la semana.
  • Falta de personal (específicamente por imposibilidad de pagar nóminas).
  • Los encargados/dueños están haciendo la cola para la compra de algún producto básico.
  • Multas por la alcaldía.

Asimismo me comento que no reciben apoyo de la alcaldía, que en vez de apoyar a los comerciantes, los funcionarios les exigen formalidades que no se les hace fácil cumplir, como por ejemplo mantener pulcra la fachada del negocio y ¿cómo lograr eso sin agua?. Antes, la alcaldía los apoyaba con la limpieza de los espacios, sobre todos esos que comparten esa dualidad entre lo privado y lo público. Ellos quieren paz, tranquilidad y comprensión, suficiente con todo el trabajo y persecución que les tienen los del gobierno central.

No quise recoger los datos formalmente de la dueña del local, ni los de su mamá. En la Venezuela de hoy en día, quién comenta lo más mínimo en contra de algún poder es perseguido. Ella no me lo dijo, yo asumí esa postura del anonimato sobre mi informante. Me dieron su nombre, pero mi mente olvidadiza ya los guardo en ese espacio del que no los podré rescatar.

(…)

A partir de esta reflexión, surge el proyecto “Cerrado” en su primera versión, donde registre más de cien locales cerrados entre Chacaito y el casco histórico de Chacao; evidenciando una arista de la violencia que estamos viviendo como sociedad.

Esta obra fue presentada el día 07 de marzo de 2017, en “La Caja”, Centro Cultural Chacao, en digital como un slideshow de fotografía digital.

A post shared by Proyecto LUCA (@proyectoluca) on

 

Un especial gracias a Augusto, Yasser, compinches de LUCA y a mis queridísimos compañeros,  en especial a Gladys y Guille (alias El Gaba).

¿Quieres conocer cuáles son esos negocios cerrados? Te invito a que visites el blog de Cerrado donde reposa parte del registro desarrollado en este proyecto.

¿Por qué #BoicotMACZUL?

El año pasado celebre que diversos trabajos fotográficos de mi autoría fueran seleccionados en cuatro espacios expositivos, dos de estos salones de arte, los otros dos de fotografía; uno de éstos fue el 12° Salón Nacional de Jóvenes Artistas MACZUL, en ese momento agradecí la oportunidad y que jóvenes que nos estamos forjando espacio, poco a poco, en este mundo del arte, tuviéramos una ventana contemporánea para mostrar nuestras creaciones.

Todo transcurrió sin ningún tipo de novedad, hasta que una de las colegas caraqueñas (que también fue seleccionada para este salón) viajo a Maracaibo en el Mes de la Fotografía (Noviembre) y se encontró que nuestras obras ya no estaban en ninguno de los espacios del museo y nadie de la institución supo darle respuesta sobre el mismo.

Anteriormente, un amigo personal, que fue seleccionado para el Salón del año 2015, me comentó que estuviera pendiente porque a él jamás le devolvieron su obra, a pesar que trató infructuosamente de comunicarse vía telefónica con ellos. Lo mismo le pasó a otra amiga, cuya obra también fue seleccionada en el año 2015.

Para el mes de enero de este año, después de revisar (a profundidad y durante varios días) la página web del MACZUL y sus redes sociales, procedí a hacer contacto con ellos vía correo electrónico, este fue el comunicado que les envíe:

Correo a MACZUL 01

Correo a MACZUL 02

Al no obtener respuesta, fui insistente durante esas primeras semanas del año, lo positivo es que como copie a los otros seleccionados, a algunos de ellos les dieron respuesta y a mí me lanzaron el primer falso positivo el 02 de febrero:

Correo a MACZUL 04

Correo a MACZUL 05

Correo a MACZUL 03

El 02 de marzo se volvieron a comunicar conmigo y otros compañeros de salón con el mismo problema:

Correo a MACZUL 06

Jamás me respondieron este último correo y se que una de las 4 personas con este problema, recibió de manera “accidental” sus obras (casualmente estaban embaladas con las obras de su Maestro); por no dejar, les envíe este último correo y aún espero respuesta y mi obra 😥

Correo a MACZUL 07

Entiendo y aplaudo, que este salón es uno de los pocos espacios expositivos que aún quedan, donde se puede ejercer nuestra libertad de pensamiento, pero esto no significa que no se debe llamar la atención sobre lo que no se está haciendo bien.

Y también comprendo que la práctica de hacer un reclamo formal en nuestro país (e incluso creo que es un tema de toda la región de Latinoamérica) está muy mal vista; pero como tesista en una Maestría sobre Gestión y Políticas Culturales (UCV) siento que es un deber hacerlo, a ver si la institución toma cartas sobre el asunto.

Tengo amigos y colegas que deben estar horrorizados que “saque los trapitos al sol” o le reclame públicamente a tan digna institución, pero siento que agote los canales regulares; e incluso mientras estos correos transcurrían, la Galería de Arte Braulio Salazar informó que quienes participamos en la edición 68 Bienal del Salón Arturo Michelena debíamos recoger nuestras obras en un lapso de tiempo estipulado, y esa obra fue devuelta sin ningún tipo de contratiempo (gracias R.A.).

Y sí, el MACZUL tiene una labor de gerencia cultural súper importante en el país, pero también tiene fallas como la que he relatado, y al ser relacionada directamente con el artista (una de las razones de ser de estas instituciones) se debe repudiar; así que colegas y amigos, también deberían horrorizarse porque una digna institución trate así a un grupo de jóvenes artistas.

Asimismo entiendo que algunos jóvenes artistas afectados tampoco compartirán este post por temor a que se le cierren las puertas del museo y otros espacios, y miren, el miedo es libre (y se respeta, yo lo practico todos los días) y lo más probable es que a mí ya me tengan en una lista negra desde el primer correo enviado en enero; pero sí una institución no me valora como ser humano, como ciudadano y como artista, no quiero volver a esos espacios; a menos que cambien su proceder.

Y si algún joven artista se quiere postular, porque este salón es uno de los más insignes (actualmente) en el país, sobre todo para uno que está empezando, hágalo pero se consciente que si estás fuera de Maracaibo o del Zulia, quizás no vuelvas a ver tu obra o sufrirás muchos silencios administrativos incómodos antes de recuperarla.

Yo aún espero mi obra…

P.D.: Por cierto, la intención de un título-hashtag tan escandaloso es llamar la atención, mi objetivo no es dañar a la institución, ni al salón, ni a los colegas artistas, es llamar la atención sobre la problemática planteada, para que no vuelva a ocurrir en las próximas ediciones.

BOICOT MACZUL

La Mirada Femenina en el Día de la Mujer

Todos los 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, también llamado Día Internacional de la Mujer debido la decisión de la ONU de institucionalizarlo en 1975,​ conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

 

17098478_989324104531139_7250397950664666191_n

La profesora de la Universidad Central de Venezuela, Johanna Pérez Daza, dicta una materia dedicada a la fotografía en la facultad de Humanidades de la referida casa de estudios, y se ha dado a la laboriosa, pero gratificante, tarea de mostrar a sus alumnos temas relacionados a la fotografía venezolana; enseñándoles el trabajo de autores reconocidos y consagrados, a nivel nacional, y los que estamos forjándonos camino en estas lides de la creación artística.

Para esta ocasión especial, formó un panel de seis mujeres, tres que están trabajando desde el punto de vista de la investigación: Leonor Básalo, Karines Luchony y su persona. Y desde la perspectiva de la creación fotográfica de las nuevas generaciones: Freisy González, Aglaia Berlutti y mi persona.

Cada una abordo su tema, en un lapso de quince minutos, frente a un concurrido público: Leonor abordó el tema de la importancia del feminismo en la creación fotográfica, Karin expuso un lado oculto de la fotografía venezolana de finales del siglo XIX: las esposas de los grandes fotógrafos, como es el caso de María Lourdes, señora de Henrique Avril, pero de quién hay evidencia fotográfica que también manejaba el obturador. La profesora Pérez Daza nos relató sobre el uso de la imagen de la mujer, en la publicidad desde los posters de la Kodak a finales del siglo XIX y las Playboy.

Posteriormente, nos tocó tomar la palestra y compartimos con la audiencia nuestros trabajos más recientes y nuestros retos como mujeres creadoras.

Una vez culminada nuestra intervención, compartimos con el público y respondimos varias de sus preguntas, entre ellas una que una feminista radical quiso destacar porque lo sintió como una ofensa en términos de igualdad: ¿por qué unas mujeres supuestamente feministas hablan en un foro denominado “La Mirada Femenina”?. Precisamente, para llamar la atención de aquel que nos sugestiona y para crear cultura y conciencia…

 

 

Nos vemos en la próxima 😉

Link: NOTA DE PRENSA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La Viuda de la Sardina” en Mirada Expuesta

Fascinada con la lectura que hace Juan Antonio González en Mirada Expuesta sobre “La Viuda de la Sardina” está aproximación documental que llevo haciendo sobre una de las festividades de Naiguatá, “El Entierro de la Sardina”

No es fácil conseguir espacio para ciertos trabajos, como lo comentaba con Aglaia Berlutti esta semana, y es refrescante saber que aún contamos con esta ventana gracias al esfuerzo titánico de Juan Antonio, gracias totales

Haz click sobre la imagen para ir directo al link de Mirada Expuesta 🙂

Captura de pantalla (826)